The Flipped Classroom

Una nueva metodología educativa esta siendo implementada por miles de profesores en los Estados Unidos y otros países. Reconocida bajo el nombre «Flipped Classroom» o «Clase Invertida», consiste en asignar a los alumnos las tareas menos activas para realizar en casa y reservar para el trabajo en el aula las actividades que requieren una mayor participación e interacción

El tiempo en clase se aprovecha de una manera mucho mas productiva en ejercicios y laboratorios que fomentan el trabajo en equipo y colaboración. El profesor toma un rol de guía en la educación y apoya a los estudiantes en la resolución de problemas de las actividades en tiempo real.

Claramente hoy a los estudiantes les resulta cada vez más difícil dedicar toda su atención a las explicaciones de sus profesores (explicaciones que muchas veces se extienden demasiado). Además cuando existen grupos de 30 a 40 alumnos, resulta aún más difícil mantenerlos a todos centrados, en silencio y sin que se distraigan los unos a los otros.

La clase invertida nace para subsanar esta dificultad, que en ocasiones es fuente de frustración tanto para el profesorado y para los estudiantes, pero va más allá de ser una simple solución a un problema. Además, facilita la atención a la diversidad y, por tanto, que el proceso de enseñanza-aprendizaje pueda personalizarse implicando al mismo nivel, tanto a los alumnos con capacidades superiores a las de la media, como a los que tienen dificultades en algunos aspectos que les impiden seguir el ritmo de la mayoría.

[widgetkit id=»1″]


Te gustó este artículo?:

0 votes, 0 avg. rating

Compartir en:

Norberto Urzua

Profesor de Matemática y Computación.
Amante de las nuevas tecnologías y del uso de las TICs en el proceso educativo.

#DogLover #SoyDonante

Deja un Comentario

X